Contenido de prueba (I).



Llegó la hora. Dijiste que era el momento.

Te acercaste lentamente. Cada paso, la sombra de una tímida duda.

Tomaste mi mano y acariciaste mi cabello, tan delicado como siempre.

Posaste tu mirada en mis ojos, rozando mi rostro con tus dedos.

Detuviste el mundo en mis labios.



Fui a susurrar un “te quiero”... me besaste con un adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario